Definición de la Ley de Informe Justo de Crédito (FCRA)

Author:
13 enero, 2021
Definición de la Ley de Informe Justo de Crédito (FCRA)

¿Qué es la Ley de informes crediticios justos (FCRA)?

La Fair Credit Reporting Act (FCRA) es una ley federal que regula la recopilación de información crediticia de los consumidores y el acceso a sus informes crediticios. Fue aprobada en 1970 para abordar la imparcialidad, precisión y privacidad de la información personal contenida en los archivos de las agencias de informes crediticios.

¿Qué es una puntuación de crédito?

Cómo funciona la Ley de informes crediticios justos (FCRA)

La Ley de Informe Justo de Crédito es la principal ley federal que rige la recopilación y presentación de información crediticia sobre los consumidores. Sus reglas cubren cómo se obtiene la información crediticia de un consumidor, cuánto tiempo se conserva y cómo se comparte con otros, incluidos los propios consumidores.

Conclusiones clave

  • La Fair Credit Reporting Act (FCRA) rige cómo las agencias de crédito pueden recopilar y compartir información sobre consumidores individuales.
  • Las empresas verifican los informes crediticios para muchos propósitos, como decidir si otorgar un préstamo o vender un seguro a un consumidor.
  • La FCRA también les otorga a los consumidores ciertos derechos, incluido el acceso gratuito a sus propios informes crediticios.

La Comisión Federal de Comercio (FTC) y la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB) son las dos agencias federales encargadas de supervisar y hacer cumplir las disposiciones de la ley. Muchos estados también tienen sus propias leyes relacionadas con los informes crediticios. La ley en su totalidad se puede encontrar en el Título 15 del Código de los Estados Unidos, Sección 1681.

Las tres principales oficinas de informes crediticios, Equifax, Experian y TransUnion, así como otras empresas más especializadas, recopilan y venden información sobre el historial financiero de los consumidores individuales. La información de sus informes también se utiliza para calcular los puntajes crediticios de los consumidores, lo que puede afectar, por ejemplo, la tasa de interés que tendrán que pagar para pedir dinero prestado.

Determinación de los datos a recopilar

La Ley de informes crediticios justos describe el tipo de datos que las agencias pueden recopilar. Eso incluye el historial de pago de facturas de la persona, préstamos pasados ​​y deudas actuales. También puede incluir información de empleo, direcciones actuales y anteriores, si alguna vez se han declarado en bancarrota o deben manutención de niños y cualquier registro de arresto.

La FCRA también limita a quién se le permite ver un informe crediticio y bajo qué circunstancias. Por ejemplo, los prestamistas pueden solicitar un informe cuando alguien solicita una hipoteca, un préstamo para un automóvil u otro tipo de crédito. Las compañías de seguros también pueden ver los informes crediticios de los consumidores cuando solicitan una póliza. El gobierno puede solicitarlo en respuesta a una orden judicial o una citación del gran jurado federal, o si la persona está solicitando ciertos tipos de licencias emitidas por el gobierno. En algunos casos, pero no en todos, los consumidores deben haber iniciado una transacción o acordado por escrito antes de que la oficina de crédito pueda publicar su informe. Por ejemplo, los empleadores pueden solicitar el informe de crédito de un solicitante de empleo, pero solo con el permiso del solicitante.

La Ley de informes crediticios justos restringe quién puede ver el expediente crediticio de un consumidor y con qué fines.

Derechos del consumidor según la Ley de informes crediticios justos (FCRA)

Los consumidores también tienen derecho a ver sus propios informes crediticios. Por ley, tienen derecho a un informe crediticio gratuito cada 12 meses de cada una de las tres oficinas principales. Pueden solicitar sus informes en el sitio web oficial autorizado por el gobierno para ese propósito, AnnualCreditReport.com. Según la FCRA, los consumidores también tienen derecho a:

  • Verifique la exactitud de su informe cuando sea necesario para fines laborales.
  • Recibir una notificación si la información de su expediente se ha utilizado en su contra al solicitar un crédito u otras transacciones.
  • Disputa —y haga que la oficina corrija— la información de su informe que esté incompleta o inexacta, en un esfuerzo por reparar su crédito.
  • Elimine la información negativa obsoleta (después de siete años en la mayoría de los casos, 10 en el caso de quiebra).

Si la agencia de crédito no responde a su solicitud de manera satisfactoria, el consumidor puede presentar una queja ante la Oficina Federal de Protección Financiera del Consumidor.